Byblis





byblis

 

Estamos ante un grupo de plantas carnívoras, originarias de Australia. Aunque poseen una efímera vida ofrecen preciosas flores que llenan de luz allí donde se encuentren.

El grupo tiene 5 especies difentes y su hábitat natural es el norte y tierras del oeste australianas.

Byblys es una carnívora terrestre, menos Byblis aquatica que vive en lugares húmedos e incluso sobre el agua usado mecanismos de flotación.

Como hemos dicho, suele vivir sólo durtante un año con excepción de la B. gigantea. La especie más pequeña es Byblis aquatica y la mayor Byblis gigantea.

 

Aspecto

 

Tanto los tallos principales como los tallos secundarios o florales son del mismo tamaño. Los primeros presesentan ramificaciones. tiene unas hojas semejantes a las de las Drosophyllum ya que cuando son jóvenes se hallan en forma de enrollamiento exterior.

Toda ella está recubierta de tentáculos inmóviles que están bañados de usa sustacia adherente que es la trampa a la que quedan pegados las presas. Tal sustancia en contacto con la luz emite preciosos destellos multicolores sumamente atractivos para los insectos.

Las raíces de las plantas carnívoras pertenecientes a este grupo son sumamente finas salvo las correspondientes a la especia de la B. gigantea, adaptada a los rigores de la sequía y a las llamas de fuego.

Las especies bajo el género Byblis son ricas en flores con colores variados, siendo los más predominantes el blanco, el rojo, el rosa y el violeta.

 

Cómo atrapa Byblis a sus presas

 

Esta planta insectívora tiene predilección por los insectos alados. Unas vistosas gotas pegajosas que emiten bellos colores arcoiris sirven de reclamo.
Al posarse sobre la planta el insecto se queda pegado. La muerte llega por asfixia en unas ocasiones o por inanición en otras, dependiendo de la dorma en la que la víctima queda fijada a la planta.
Glándulas repartidas por toda la superficie en contacto con la presa empezarán a segregar sustancias enzimáticas que reblandecerán el cuerpo pudiendo ser así absorbidas.

 

Cuidados y cultivo





De entre todas las especies de la Byblis, las más cultivadas son la liniflora y la gigantea.

Byblis gigantea es una planta que sólo vive durante un año pero puede ser cultivada repetidamente usando semillas.

En cuanto a la temperatura, la Byblis liniflora es muy sensible a las bajas temperaturas. Nunca puede estar por debajo de los 15 grados. Lo ideal es mantenerla entre los 20 y los 30 grados centígrados. La gigantea aguanta en poco mejor temperaturas algo más bajas, pudiéndose llegar a los 1 grados. El óptimo también está entre los 20 y los 30 grados.

La cantidad de luz ha de ser grande. El peligro para estas plantas no está en el exceso de rayos sino en lo contrario, pudiendo perecer si no reciben luminosidad suficiente.

El suelo o sustrato mejor indicado es el de un diez porciento de perlita, uncincuenta por ciento de cuarzo y el resto de turba pura para la liniflora. Para la Byblis gigantea hay que tener un diez por ciento de perlita, un veinte por ciento de turba rubia y el resto de arena de cuarzo.

 

Cantidad de agua y humedad

 

El sustrato tiene que estar siempre húmero pero no encharcado. A esto se le llmama estancamiento moderado. El encharcamiento más intenso es pernicioso para la vida del vegetal.

Es bastante complicado regar a la gigantea. Necesita muy poca agua por lo general y hay que regarla en primavera más que en otra estación. La humedad mantenida de la liniflora será de un 65% mientras que en el caso de la gigantea con un 50% es suficiente.

 

Modo de reproducción

 

El cultivo de la liniflora es más o menos sencillo. Es una planta anual y por medio de semillas puede mantenerse polinizándola de forma artificial temporada tras temporada. El problema está con la gigantea. Resulta que esta planta sólo libera sus semillas cuando ella recibe los estímulos propios de un incendio. Para que se de la germinación posterior también son necesarias altas temperaturas.

 

Periodos de descanso

 

Dada la corta vida de la liniflora, obviamente este aspecto no es de relavancia. Gigantea por otro lado sí necesita de unos meses de inactividad haciendo esto en invierno. Si el verano es muy seco va a morirse superficialmente y se activará cuando lleguen mejores condiciones.

 

Algunas curiosidades

 

Es casi imposible polinizar artificialmente a la Byblis gigantea ya que sus semillas solo son liberadas en presencia de vibraciones producudas por el aleteo de insectos voladores. Además es curioso que las flores estén tan cerca de las trampas ya que a veces pierden oportudinades de ser polinizadas con más frecuencia ya que los vectores de polinización perecen atrapados por la planta.

El nombre de este género posee origen mitológico: Byblis era la hija de Miteo, la cual lloró amargamente la muerte de su hermano en forma de bellas gotas en las que se podía ver el arcoiris. La belleza de las gotas pegajosas de esta planta insectívora recuerdan a tal pasaje.