Drosera intermedia

 

drosera intermedia

Una de las especies pertenecientes a la familia de las plantas carnívoras Droseraceae es la Drosera intermedia.

Esta especie vive de forma natural en zonas templadas de Europa, Canadá y EEUU y también en regiones de clima tropical del Sudamérica y Cuba.

 

Cómo es

 

Se trata de una planta cuya vida se alarga por más de dos años. No tiene vasos leñosos y su apariencia es de una roseta, sin tallo vertical.

Sus hojas son espatuladas, esto es, en forma de espátula, que pueden erguirse sobre el suelo unos 10 cm.

Detalle de una hoja de la Drosera intermedia. Lo que parecen gotas de rocío es mucílago gelatinoso al que, de forma irremediable, quedan adheridos los insectos

En los lugares en los que durante el invierno las temperaturas son bajas se activa en ellas un mecanismo de latencia, reduciendo a mínimo sus contantes vitales, desprendiéndose de sus hojas y sobreviviendo en forma de hibernáculo. Esto quiere decir que en la época fría esta planta funciona como una yema asexual, esperando a condiciones más favorables.

Sus flores son pequeñas, de color blanco

flores de la drosera intermedia

Las flores de la Drosera intermedia son pequeñas, de color blanco

 

Cómo cazan a sus víctimas

 

En sus hojas presentan glándulas segregadoras de un dulce e irresistible néctar para todo tipo de insectos. Pero a la vez están impregnadas por una viscosa sustancia llamada mucílago. Sólo las presas más fuertes son capaces de escapar. El resto están condenadas a morir por agotamiento o asfixia.

Horas después de que la planta reciba las señales inequívocas de que la presa está muerta, las glándulas sésiles activan la producción de unas enzimas digestivas que van a ser capaces de deglutir las proteínas del desafortunado insecto.

 

El hábitat de la Drosera intermedia

 

Es una de las especies de carnívoras que más difundidas están en el planeta. Su capacidad de convertirse en un hibernáculo cuando las condiciones de vida son frías contribuye notablemente a su expansión por numerosas áreas geográficas.

Lo ideal para ellas son los climas cálidos y húmeros: ciénagas, pantanos y campos bien regados son lugares fantásticos para ellas.

No importa que el suelo sea pobre en nutrientes, por eso no es de extrañar verlas en arenales (siempre que no estén secos, claro) y en suelos con turba.

En épocas de inundación obviamente no puede cazar, por lo que igualmente hiberna esperando a que sus hojas estén libres para capturar su alimento.




Otros tipos de plantas carnívoras